cita con julia escort lujo de Madrid

Cita romántica con Julia

Pensamos que, en cuestión de sexo, ya no existen tabús. Creemos que hemos alcanzado una libertad sexual porque hay mayor facilidad para hablar de sexo y ofertar servicios de chicas de compañía y, en definitiva, tenemos más a nuestro alcance la posibilidad de disfrutar nuestra sexualidad desatando nuestras fantasías más calientes. Sin embargo, no todo es perfecto. Se han confundido conceptos, se ha llegado a creer que el sexo es algo puramente físico y se ha menospreciado la parte emocional. Error. Quedamos hombres que creemos en el romanticismo y necesitamos de él para vivir el sexo en plenitud. Por eso, en momentos de soledad, prefiero la experiencia de elegir a Julia, ya que son chicas de alto standing que no solo ofrecen sexo, sino también compañía y un sinfín de sensaciones.

Es la sensación que te queda cuando conoces a una mujer como Julia. Reconozco que, la primera vez que acudí a este servicio, lo hice buscando sexo. Llevaba mucho tiempo sin pareja y la soledad hace despertar los impulsos más primitivos del hombre en relación al sexo. Nada hay nada comparable al momento del encuentro sexual con una mujer hermosa y preparada. Pero, por otro lado, también necesitaba algo más y no pensé que lo iba a encontrar en un lugar como este. Julia me demostró que me equivocaba y me regaló una velada sensual, romántica y mágica. El primer impacto fue su físico: piernas esbeltas, curvas perfectas, labios que piden un beso, ojos cautivadores y -lo mejor- una personalidad dulce, educada, cariñosa y exquisita.

Estuvimos cenando en uno de los mejores restaurantes de Madrid. Solo la cena ya fue suficiente para conquistarme. Fue un deleite llevar de mi brazo a una compañera tan bella, fina y distinguida. Por si fuera poco, la conversación durante la cena fue de lo más interesante y divertida. Fue una experiencia inolvidable.

¿Quieres conocerme? Julia