GFE

GFE, la experiencia escort definitiva

Una escort de lujo es una mujer de alta categoría a la que la gustan las experiencias sensuales, pasionales y románticas. Disfruta de una conversación inteligente y divertida, de una larga caricia por su pelo, de un beso espontaneo y de compartir sensaciones y placer físico y emocional con la persona deseada; con la que está teniendo un encuentro en la intimidad y  tener un momento inolvidable, cálido, cariñoso y salpicado y culminado con el mejor sexo.

Estas experiencias son las que convierten una cita con una escort de lujo en una cita con una Diosa para guardar siempre en el recuerdo.

Sin embargo la mayoría de las citas con una escort de alto standing no permiten este tipo de conexión mucha más personal y privada, muchas veces por necesidades temporales, una cita de unas horas no da para dedicar mucho tiempo a conocerse el uno al otro de una forma más personal que lleve al coqueteo y a la pura atracción sexual o porque el cliente lo único que quiere es tener una relación basada únicamente en el sexo espectacular con una de las mujeres más bellas y elegantes o simplemente porque la escort es contratada para un mero servicio de acompañamiento en un evento de ocio o profesional.

Este tipo de servicio más especial y personal requiere que el cliente busque este perfil de cita y que la escort también este predispuesta a cumplir los requisitos que exigen estos encuentros. El servicio GFE (se denomina con estas siglas porque proviene del inglés Girlfriend  Experience) o “Experiencia de Novia” es un servicio que ahora es muy solicitado tanto por nuevos clientes como por los más expertos al ofrecer una experiencia sensual aún más definitiva que un mero encuentro sexual con una escort. Con este servicio GFE se busca emular nuestras primeras citas con la mujer de nuestros sueños, con nuestra “novia ideal”,  donde la diversión sin límite, la complicidad cariñosa y la seducción lenta y erótica empieza con una sencilla conversación cómplice y acaba en un volcán sexual en la cama.

Para poder disfrutar de este servicio hay que disponer de una actitud cariñosa, respetuosa y receptiva hacia la persona tanto por parte del cliente como de la escort, disponer de tiempo para dejar que la atracción, el coqueteo y la seducción sigan su curso y sobretodo encontrar una escort sofisticada, cariñosa, sexual, que busque atraer con su personalidad y su cuerpo y sentirse al mismo tiempo atraída y emocionada como su cliente. La mejor agencia escort en Bilbao ofrece este servicio especial al disponer de las chicas más bellas, sensuales con una personalidad con clase y estilo propio y que buscan ser atraídas por sus clientes y compartir aparte del mejor sexo una conexión emocional, divertida y cómplice;  convirtiéndose en la “novia soñada” por todo hombre todos los segundos que comparte con su nueve “cliente íntimo”.