Blog

Chicas Webcam by ESecret

Cada día son más los chicos que les gusta tener experiencias de sexo online. Les gusta poder observar a mujeres en la intimidad que les brinda su hogar, cómodamente poder entablar una conversación sin prejuicios mientras se deleitan con una mujer al frente de su pantalla.

El sexo online ya no es un Tabú, y a día de hoy está incluso de moda en muchos países. Hay mujeres y parejas que llegan a convertirse en verdaderas estrellas, ganando verdaderas fortunas por dejarse ver, vendiendo sus fotos, su tiempo y su intimidad.

Todos sabemos que jóvenes de toda índole ganan dinerales únicamente con sus videos en Youtube, ya que saben monetizar a su persona. Pero en el mundo de las Webcamers la cosa va más allá. Hay chicas que llegan a ganar sobre los 20.000 Euros al mes, ya que consiguen tener a toda una horda de seguidores, hacen Shows para mucha gente, y ganan por cada minuto que están delante de la cámara.

En nuestra página Web queremos ahora darte esa oportunidad ofreciéndote una aplicación única, en la que fácilmente puedas ingresar dinero por tu tiempo delante de una cámara.

Ponemos a tu disposición una herramienta para que conectes tu Webcam a una red de más de 30 páginas especializadas, sitios Web de alto nivel. Todo lo demás dependerá de ti. Tú serás la dueña de tu propio negocio, generarás altos ingresos ya que te llevas el 60% de todo lo que factures, mientas que en otras páginas de este tipo solo suelen dar el 40%. Y puedes cobrar cuando quieras, pues dispondrás de un monedero electrónico donde tú misma te gestionas los cobros cuando y como tú quieras. Tú eres la dueña de tu propio Negocio de Webcamer. Nosotros te ayudamos a llegar a convertirte en toda una estrella del sexo online.

Read more

Historia de los burdeles: De la Antigüedad al medievo 2ª Parte by ESecret

La prostitución sagrada mantuvo su rei­nado durante siglos, ejercida tanto por las sacerdotisas como por las creyentes. Las meretrices del templo eran auténticas ex­ponentes de feminidad, recubiertas de per­fumes, aceites y maquillajes, además de ser grandes expertas en el uso de afrodisiacos tales como la raíz de mandrágora. Sin em­bargo, con el paso del tiempo, su papel fue perdiendo peso ante nuevas estructuras pa­triarcales, que otorgaban mayor relevancia a la institución del matrimonio.

El primer indicador de esta pérdida de peso fue la desaparición de las sacerdoti­sas de estos espacios sagrados. Incluso los templos dedicados a diosas femeninas pa­saron a ser administrados por sacerdotes masculinos. A continuación, el componen­te sexual de los rituales desapareció, aun­que no la demanda de sexo. Prueba de ello es que hasta 1926, en templos de la In­dia, las niñas entraban a partir de los cin­co años al servicio de un sacerdote, que las instruía en su posterior profesión co­mo meretrices.

Por su parte, los afanes imperialistas de los pueblos supusieron para muchos de ellos un aumento de mujeres de tribus con­quistadas, que se usaban como mercancía y cuyos beneficios acababan en las arcas de los templos reconvertidos en mercados de esclavas. De hecho, esta práctica se ex­tendió como la pólvora entre los egipcios y casi todas las civilizaciones de la Antigüe­dad. La prostitución ritual abandonó rápi­damente este cariz para convertirse en una lucrativa actividad a manos de un nuevo orden: el estatal.

Esta sacerdotisa griega de John William Godward es algo más que un objeto de deseo.

A LAS ÓRDENES DEL ESTADO

El templo de Afrodita de Porne en Corinto albergaba más de mil mujeres responsables di atender los apetitos de los marineros que ti i acaban en el segundo puerto más importante de Grecia. Los ingresos obtenidos de este enorme negocio servían de sostén a las tierras con Atenas. Aunque el templo tam­bién contaba con ingresos extraordinarios derivados de penitencias. En este sentido, en la ciudad, los creyentes festejaban el luto por la muerte de Adonis llorando, golpeándose y lamentándose públicamente. Tras este sonoro espectáculo del dolor, celebraban las exequias, simulaban al día siguiente que el dios bahía vuelto a la vida, lo enviaban al cielo y se afeitaban la cabeza. Las mujeres que se negaban a cortarse el pelo estaban obliga­das a pagar una penitencia, entregándose en un mercado del sexo. El escritor sirio Lucia­no de Samos describe este rito de prostitución que llevaba a las mujeres a ser ex­puestas durante todo un día. Al recinto sólo tenían acceso los extranjeros, que después pagaban por acostarse con la elegida. Todas las ganancias se entregaban a los adminis­tradores del templo de Afrodita.

Sin embargo, pronto serían los legisla­dores griegos y romanos los primeros en in­teresarse por la regulación y el control de las ganancias que se derivaban de la prosti­tución. Precisamente, al griego Solón (640- 558 a.C.) se debe el honor de haber crea­do el primer burdel municipal. Para ello, este dirigente confiscó una serie de edifi­cios con el fin de convertirlos en dicteria. Se trataba del primer diseño gubernamen­tal de zonas de tolerancia, sometidas a una implacable regulación. Así, las mujeres estaban obligadas a vestir una indumentaria especial para ser identificadas, no podían participar en servicios religiosos y habían de morar en estas casas, que lucían símbo­los fálicos pintados o tallados en madera en el exterior.

Estos primeros burdeles eran dirigidos por un funcionario público y tenían a su ser­vicio sobre todo a mujeres extranjeras reclu­tadas para ese fin. En los establecimientos se ofrecían masajes, baños y alimentos con fi­nes afrodisíacos, como, por ejemplo, testí­culos de asno salvaje. Asimismo, los locales eran un fiel reflejo de las diferentes clases sociales: los más lujosos estaban destinados obviamente, a las clases más elevadas mien­tras que los más sencillos se reservaban a las menos acomodadas.

Pronto Solón aceptó la apertura de nuevos dicteria por parte de todo ciudadano dispues­to a pagar el impuesto estatal (el pornikotelos), que gravaba el ejercicio de la prostitución. De modo que se establecieron tres clases je­rárquicas de profesionales, según la catego­ría del servicio. Por un lado, estaban las dicteriades, que atendían a las clases más bajas. Ellas formaban parte de las populares dicteria creadas por el dirigente griego, aunque con el tiempo se constituyeron como negocios inde­pendientes de la gestión estatal y tan sólo so­metidos al pago de la citada tasa.

Friné, una de las más célebres hetairas de la Antigua Grecia, expuesta ante el aerópago.

Las dicteriades se caracterizaban por sus tarifas asequibles para cualquiera y porque la mayoría de ellas eran analfabetas, puesto que sólo se instruían en las técnicas sexua­les. Estas trabajadoras del sexo salían a la calle luciendo una peluca amarilla o bien se teñían el cabello de este color para que se las distinguiera de las mujeres de fami­lia noble que solían llevar el pelo negro. Pa­ra atraer a sus clientes, las dicteriades ade­más empezaron a lucir atuendos de colores llamativos y colocarse postizos e incluso al­gunas paseaban con un pecho al descubier­to; una moda que llegaron a imitar las ciu­dadanas atenienses.

A continuación, se situaban las auletrides, reservadas a la clase media y especialis­tas en el arte de la música y la danza, cosa que las convertía en el elemento imprescindible de las numerosas fiestas y orgías. Por lo ge­neral, las auletrides eran mujeres procedentes de familias muy pobres que eran vendidas en su infancia a proxenetas y madamas, que las formaban en el arte de amar.

Por último, aparecían las betairae, o hetairas, una especie de prostitutas de lujo, que atendían a nobles, terratenientes, sena­dores y miembros de las castas religiosas.

Las betairae podrían considerarse el antece­dente de las actuales señoritas de compañía o escorts, puesto que combinaban belleza con inteligencia y una muy elevada educación.

Estas podían acudir a los eventos públicos acompañando a sus clientes. A diferencia de sus colegas de profesión, las betairae vestían con ropajes casi transparentes o gasas que dejaban entrever sus encantos. La populari­dad de algunas de ellas era enorme gracias a sus relaciones amorosas con personajes de­cisivos de la esfera política; en consecuencia, el poder de muchas de ellas resultaba asimis­mo clave en los designios del país.

Aunque no todas las hetairas eran igual de afortunadas, y, ante la falta del benefac­tor de turno que las mantuviera, acudían a las casas municipales en busca de ingresos regulares para sobrellevar las dificultades económicas. Aquí hacían valer su prestigio cobrando de forma extraordinaria grandes sumas de dinero por sus servicios.

En Salónica, foro de la antigua capital de Macedonia, se encontraba uno de los burdeles de la época grecorromana (siglo i a.C.) que mejor han perdurado hasta nues­tros días. La construcción fue descubierta en unas excavaciones en 1996 y constaba de una zona de baños y una casa de dos plantas donde se servía comida y se organizaban es­pectáculos eróticos. Los investigadores han conseguido reconstruir la incesante activi­dad de este local, donde se han hallado un gran número de lámparas de aceite (lo que indica que abría hasta tarde) y cientos de ob­jetos excepcionales de arcilla y cristal, así co­mo artefactos eróticos. Estos últimos tienen pintadas o grabadas toda clase de represen­taciones de relaciones sexuales,

Escena erótica entre un joven y una hetaira, de un recipiente del siglo V a.C. hallado en Italia.

El tesoro del burdel de Salónica inclu­ye también un consolador de arcilla, dos máscaras de arcilla verdirrojas y una copa de cristal en cuyo borde hay un relieve que representa a Fortuna, diosa de la fertilidad y caprichosa dispensadora de la buena y la mala suerte. De hecho, la presencia de estas reliquias, así como su ubicación en el centro de la ciudad, indica que se trataba en rea­lidad de una domus meretricius (casa de ninfas), en la que las mujeres eran respeta­das como compañeras. Estas profesionales del sexo de pago jugaban y bromeaban con sus clientes en actuaciones eróticas y, ade­más, sabían recitar poesía e interpretar co­media y tragedia.

Una hetaira sentada en una kliné junto a dos mujeres. En Grecia se las respetaba y admiraba.

Sponsor Cartera de inversiones Prime

Read more

Historia de los burdeles: De la Antigüedad al medievo 1ª Parte by ESecret

En los anales de la historia, el oficio de la prostitución tuvo un estatus social mu­cho más digno que en el presente. De he­cho, las diferentes confesiones religiosas fue­ron las primeras en apadrinar estas prácticas en honor de sus dioses y sus respectivos tem­plos. Las primeras evidencias corresponden al Imperio sumerio (cuarto mileno a.C.), du­rante el cual sus sacerdotes dirigían un templo-burdel en la ciudad de Uruk (próxima a la actual Bagdad).

LA BENDICIÓN DE LAS DIOSAS DEL SEXO Y EL AMOR

El espacio sagrado, llamado kakum, esta­ba dedicado a la diosa Ishtar, consagrada al amor, la guerra, la fertilidad y, por supuesto, el sexo. Según sus creyentes, Ishtar era o bien hija del dios Sin, y de aquí su inspiración bélica, o bien del dios Anu. En este sentido, era expo­nente del amor, la intemperancia y la conduc­ta licenciosa. El hecho es que el templo de es­ta deidad albergaba tres niveles diferentes de mujeres. Las del primer grupo participaban en los ceremoniales sexuales mientras que las del segundo nivel se ocupaban del mantenimien­to del templo. En el tercer nivel estaban las de más baja consideración, que podían abando­nar las instalaciones sagradas en búsqueda de clientes y cuya reputación era pésima.

La prostitución sagrada constituía una práctica bastante común no sólo entre las mu­jeres dedicadas al templo. En algunas de estas ceremonias se mezclaban sacerdotisas y cre­yentes en actuaciones orgiásticas en las que se usaban falos para simularla fecundación dé la diosa. Así ocurría con las sacerdotisas de Babi­lonia en el templo de la diosa Mylitta o con las diosas Nana y Afrodita/Venus. También en ho­nor de la diosa Anahita, las mujeres babilóni­cas participaban de las fiestas llamadas saceas, que duraban cinco días y se llevaban a cabo en los mismos templos persas. En ellos, cuenta el escritor y científico romano Plinio, las jóvenes más bellas de los alrededores eran consagradas a la diosa y se prostituían a aquellos que venían a celebrar sacrificios, sin que esto fuera óbice para un buen matrimonio posterior.

Mosaico de Leda y el cisne
Mosaicos como éste de Leda y el cisne en Pompeya debieron adornar los lupanares de la Antigüedad

Diferentes sacerdotisas incluyeron en sus obligaciones espirituales la prostitución a fa­vor del templo: la Kezertu («la que se riza el pe­lo»); la Gadishtu, cortesana sagrada, y la Ha- rimtu, cortesana semisagrada de los templos asirios. Algunas de estas meretrices santifica­das llevaban una vida claustral en el templo y el sexo de pago sólo era un ingrediente más de los ceremoniales en honor de sus deidades; otras, como las Qadishtu, alcanzaron cierta relevancia social y podían poseer tierras y de­sarrollar algunas actividades económicas.

Testimonios de la época, como el histo­riador griego Heródoto, denuncian costum­bres babilónicas como la que imponía a to­das las mujeres del país, alguna vez a lo largo de su vida, acudir al templo de Mylitta, sen­tarse y ofrecerse a un hombre desconocido. Las candidatas se identificaban con diade­mas de cuerda trenzada colocadas sobre su frente y se ubicaban dentro del recinto del templo hasta ser elegidas por un hombre. Las damas de mayor prestigio social, que desea­ban mantenerse al margen del resto de muje­res allí presentes, acudían ocultas en carros hasta el templo y esperaban de igual modo a que se aproximaran los pretendientes.

Una vez que habían decidido realizar la ofrenda a la diosa, estas mujeres no podían re­gresar a sus hogares sin haberla consumado. Debían esperar pacientemente hasta que un candidato las seleccionara. Sobre este punto no tenían poder de decisión. El primer hombre que les lanzara unas monedas a las rodillas era el único con derecho a realizar el acto sexual con ellas (que se hada dentro del templo)

El ritual era sencillo: el varón paseaba hasta elegir a la candidata y le arrojaba di­nero sobre las rodillas diciendo: «Te reclamo en nombre de la diosa Mylitta». Este gesto se consideraba sagrado y la mujer partía con él. Ningún hombre podía pujar por una mujer en concreto; sólo era cuestión de rapidez lo­calizar a las más atractivas. Por su parte, las féminas menos agraciadas tenían grandes di­ficultades para cumplir con su deber sagrado y poder regresar a sus casas, así que algunas de ellas permanecían incluso años esperan­do este momento.

A esta promesa de entregarse una vez en la vida a un desconocido en honor a la diosa, se unía la práctica de ofrecerse por parte de las vírgenes casaderas.

La ley sugería que estas mujeres acudieran al templo a prostituirse de forma sagrada an­tes de contraer matrimonio, como condición necesaria para entregarse a un solo hombre y rechazar de forma legítima al resto. Aunque esta costumbre también ha sido considerada como parte de un rito de fecundidad, puesto que las diosas Ishtar, Mylitta y Afrodita son protectoras de las parturientas.

diosa babilónica del amor
Ishtar, diosa babilónica del amor y la fertilidad

Dioses y prostitutas

La prostitución sagrada se da en casi to­das las culturas. En la India se hallaban las devadasis («sirvientas de la deidad»), que en su origen eran mujeres que se ca­saban con una deidad en vez de con un hombre y se consagraban al templo de Shiva y sus santuarios. Su función princi­pal era la de cuidar de estos espacios sa­grados y participar de los diferentes ce­remoniales con sus sensuales bailes. Sin embargo, también se ofrecían para satis­facer los apetitos sexuales del sacerdote y de los visitantes (sin ser consideradas por ello prostitutas). Estas prácticas eran va­loradas como ofrendas para asegurar la fertilidad y prosperidad de la región.

El cristianismo y el islam se oponen frontalmente a la inclusión de la sexua­lidad en los cultos, pero en la India el in­flujo de estas dos religiones no fue su­ficiente para abolir la práctica de raíz. De hecho, ésta desapareció de forma progresiva a medida que aumentó la presión de la influencia musulmana y, a continuación, de los colonizadores britá­nicos (estos últimos se mantuvieron al margen de la práctica mientras no supusiera un escándalo público). Así, los san­tuarios fueron prescindiendo de los servi­cios de las devadasis, hasta que el propio gobierno hindú puso punto final al pro­hibir la prostitución sagrada.

Por otra parte, en la propia Biblia apa­rece la figura de María Magdalena, la prostituta de los Evangelios y encarna­ción de la compasión. De hecho, las ad­ministradoras del sexo ritual también eran llamadas «compasivas», puesto que con sus actos se apiadaban de toda la ra­za humana.

Read more

Escorts en el norte de España by ESecret

Cuando pensamos en nuestras vacaciones de verano una de las mejores opciones para evitar el calor tórrido del sur y del centro de España es planear nuestra escapada hacia el norte de la península ibérica, donde encontraremos temperaturas más agradables para disfrutar de esas actividades típicas del verano.

Y es que el Norte de España tiene todo para disfrutar: playas y acantilados en la costa espectaculares, paisajes rodeados de un campo de color verde intenso lleno de pura viva, montañas inhóspitas llenas de cientos de fábulas y leyendas que invitan a aventurarse en sus cimas, ciudades y pueblos con historias milenarias, un legado artístico inmenso y una gastronomía que enamora a comensales de todo el mundo, en parte gracias a la famosa hospitalidad de la gente norteña que, aunque en un principio puede parecer seria, acaba siendo una afable, divertida y grata sorpresa.

A todo este atractivo de la región hay que añadir uno más, la belleza de las mujeres norteñas, una belleza fresca y natural con cuerpos esbeltos y torneados cargados de erotismo, con rostros en los que destacan la profundidad de miradas sensuales e insinuantes y largas melenas.

escort del norte de EspañaPor este último motivo, a medida que se van rompiendo los diversos tabús sexuales, en los últimos años ha aumentado una demanda de servicios de acompañamiento de escorts del norte de España y esta región geográfica está ganando peso como lugar de destino perfecto para disfrutar durante unos días de estancia junto a una escort seleccionada en una de las numerosas agencias que operan en las diversas comunidades autónomas del norte.

A continuación, os enumeramos los destinos más destacados en los que podréis disfrutar de la compañía de una escort del norte de España:

  1. Bilbao.

Bilbao se puede considerar el motor económico, social y artístico más importante de todo el Norte de España, una ciudad que es también vanguardista en la liberación sexual por lo que ofrece una gran variedad de agencias donde poder contratar la escort perfecta para cada ocasión, ya sea para disfrutar de una cena y una noche de fiesta en alguno de sus clubes de moda, para impresionar a los asistentes a los numeroso congresos de negocios celebrados en la ciudad o pura y llanamente para disfrutar del mejor sexo y erotismo. A continuación, os dejamos el enlace de la que para nosotros es la mejor web donde encontrar la mejor selección de escorts independientes y agencias de escorts en Bilbao:

Escorts en Bilbao

  1. San Sebastián.

San Sebastián puede presumir de ser considerada una de las ciudades costeras más atractivas de todo el mundo y posiblemente sea una de las capitales mundiales de la gastronomía. La belleza de su casco viejo, su castillo, el paseo marítimo y su puerto la hacen un destino elegido por numerosos famosos que quieren tranquilidad y huir de los focos, por lo que la oferta de escorts independientes de lujo y agencias de escorts es muy variada. En la sección de San Sebastián de la web anterior podéis encontrar vuestra dama de compañía perfecta.

  1. Santander.

Santander es una de las ciudades más señoriales del norte y de todo el país. Con una de las bahías más bellas de todo el mundo, un paseo marítimo lleno de edificios de lujo y un litoral de playas urbanas, incluyendo la península con el Palacio Real, Santander es el destino favorito para gente elegante, tanto nacional como internacional, que huye de otros grandes focos turísticos, por lo que las mejores escorts de la ciudad son conocidas por destacar debido a su gran elegancia y discreción.

  1. Oviedo.

Oviedo siempre fue una ciudad conocida por numerosos lupanares y cabarets clandestinos donde acudían los mineros y pescadores asturianos cuando podían visitar la capital. Hoy en día estos locales han ido despareciendo para dar paso a una amplia oferta de apartamentos de escorts donde reciben a sus clientes y escorts que ejercen sus actividades haciendo salidas a los hoteles de la ciudad.

Read more

Mapa de las Hogueras de San Juan 2019 – Magia Sexual en San Juan 2019 con las druidas de Escorts Secrets by ESecret

Llega la noche mágica de San Juan 2019. Este 23 de Junio toda la geografía española se llena de hogueras y verbenas por playas, ciudades y pueblos para festejar la noche más importante del año.
Esta fecha da paso al verano y los días son los más largos de todo el año. La energía sanadora del sol nos cubre y la influencia de la luna está en su esplendor.
Es una buena ocasión para dejar paso a las viejas creencias, apartar las cosas negativas y comenzar con buena energía renovada el verano.
Esta noche está cargada de rituales muy variados: el principal ritual es hogueras y fuego para quemar todo lo malo, salir al campo a recoger la «verbena» y así encontrar a tu pareja para toda la vida , bañarse en el mar para limpiar el espíritu…
Y sin duda el ritual más poderoso en el que se basaba el antiguo rito del solsticio de verano es el ritual de la magia sexual. El sexo es vida, es renovación y es la magia más pura y natural.

 

Read more

Historia de Los Burdeles – Introducción by ESecret

El burdel*, la casa de tono, el baño, el convento, el colegio de señoritas, la ca­sa de mala reputación, la casa de mala reputación, la casa del diablo, la casa atrevida, la casa de tolerancia, la mancebía, el prostíbu­lo, la casa de la alegría, la casa de putas, la casa de lenocinio, el lupanar, la casa del pla­cer, la casa de prostitución, el congal, la ca­sa de citas, el quilombo, la casa pública o la casa de mala vida son algunos de los muchos apelativos creados para referirse al mismo lugar. Cada uno de ellos incorpora la percep­ción más o menos benévola que ha merecido el burdel, según la época y el lugar. En cual­quier caso, el burdel es fiel reflejo de una insti­tución difícil de asimilar incluso por las men­tes más liberales.

Una perspectiva amable descubre el bur­del empleado durante décadas como medio tradicional para la iniciación de los jóvenes en los placeres de la carne, como espacio de reunión fraternal para hombres, como primer escenario para un teatro que no permitía a las mujeres de bien subir a escena, como re­fugio para artistas de toda clase y como pun­to de encuentro revolucionario para aquellos que planeaban un mundo a espaldas de la so­ciedad vigente. Por otro lado, existe también otra perspectiva del negocio, basada en la ex­plotación de la carne, que colinda de forma peligrosa con la ilegalidad y la amoralidad y que ha sido (y es) pasto de actuaciones des­aprensivas, que afectan a millones de inocen­tes en todo el mundo.

Sin caer en juicios morales, aquí se recoge la crónica de una institución que ha perdura­do desde hace miles de años, transformán­dose y revistiéndose de un estatus diferente en cada época para sobrevivir. No obstan­te, siempre ha mantenido una disposición condicionada al servicio que proporciona. G. L. Simmons, autor de Un lugar para el placer, afirma que, puesto que las inclinaciones sexuales del hombre son variadas, «el bur- dcl bien equipado debe incluir una cámara de tortura, un calabozo completo con suda­rios y ataúdes, un escenario para actuacio­nes teatrales, con abundancia de goma, látex, cuero, pieles y accesorios de nylon».

La historia de los burdeles no es la historia de la prostitución. El oficio más antiguo del mundo se ha practicado dentro y fuera de las paredes del prostíbulo. Obviamente, la cró­nica del sexo de pago sí corre paralela a la de estas pequeñas organizaciones cuasi empre­sariales, que nacieron en templos y que han proliferado bajo el amparo del poder (de cual­quier clase) y en los límites de la tolerancia so­cial. Sin embargo, los burdeles cuentan con una trayectoria propia, que apunta a tradicio­nes sociales, rarezas sociológicas e incluso a un código alternativo de valores éticos.

Un recorrido histórico por el burdel nos deja unas características definitorias:

  • Atienden a una (o varias) necesidades básicas humanas. Antiguamente, las meretrices de mayor alcurnia unían a sus habilidades sensuales el canto, la poesía y la interpretación de artes tan dispares como la caligrafía. Asimismo, ha habido burdeles famosos por su co­cina o por sus espectáculos.
  • Son cuna de la tolerancia y la compren­sión, y dan cabida a un amplio espectro de caprichos y fantasías, que rozan en ocasiones lo extraño. En el siglo xv, en Bolonia, se inauguró un prostíbulo con una curiosa especialidad: el sexo con los espíritus. No hay constancia de si las chi­cas hacían las veces de médium o bien si trabajaban poseídas por el espíritu de­seado por el cliente. Por lo general, las casas de la alegría han sido refugio de los descastados, solaz de la frustración sexual en contextos de moral represiva, confesionario de deseos alternativos a aquello que se considera «lo correcto» en la intimidad de cada alcoba.
  • Su arquitectura y diseño es fiel reflejo de las clases sociales a las que atienden. Se han creado burdeles en tiendas de campaña, templos, monasterios, barcos y palacetes, por citar algunos ejemplos frecuentes.
  • Fueron cuna de tendencias (la forma de vestir de algunas prostitutas famosas fue copiada incluso por mujeres de todas las clases sociales) y pioneros en parcelas co­mo la estimulación mediante afrodisía­cos o el consumo de drogas blandas.
  • Han influido directamente en la eco­nomía, la política, la ley, la cultura y la religión vigentes en cada una de las sociedades en las que se han asentado. Incluso hoy en día son objeto de debate en cuanto a su utilidad como sistema de control sobre las prostitutas, ya que la calle ha demostrado ser un espacio más conflictivo para estos menesteres.
  • Son pequeñas empresas con un estric­to código de conducta. En el burdel, las chicas (o chicos) son trabajadores o, en el peor de los casos, casi esclavos. La ac­tividad se lleva a cabo bajo unos pará­metros impuestos por el/la gerente, la popular madama en el caso femenino, y siguiendo unas rutinas de satisfacción del cliente. Hay una jerarquía de cargos, una obediencia a las normas de la casa, y, sobre todo, se impone un modelo de servicio según cada establecimiento. A lo largo de la historia, ha habido prostí­bulos regentados por familias enteras, modelos de negocio que han traspasado fronteras y emprendedoras que descu­brieron auténticas oportunidades.

Salón de la Rué des Moulins
Toulouse-Lautrec era aficionado a visitar y pintar burdeles, como este Salón de la rué des Moulins.

 

*O también academia de equitación, asilo de ancianas, baños públicos, cámara de comercio, casa abovedada, casa angélica, casa angulosa, casa caliente, casa de camas, casa deportiva, casa de diversión, casa galante, casa de mala nota, casa de muñecas, casa del pecado, casa rápida, casa de recibo, casa de trato, centro de amor disoluto, estación de servicio, fábrica de carne, fornicio, garito, harén, ¡aula de pájaros, madriguera, manfla, palacio del asno, palacio de hielo, ramería, salón de belleza, serrallo, tienda de mujeres, trampa de hombres, salón de masajes, balneario del placer, tienda en la que hay que llamar a la puerta, tugurio y zoológico.

Read more

¿Buscas azafatas y acompañantes para el Mobile World Congress 2019? by ESecret

Escorts Secrets ofrece un amplio catálogo de azafatas acompañantes para el Mobile World Congress 2019 que se celebrará en Barcelona del lunes 25 al 28 de febrero en la ciudad de Barcelona.

Nuestro catálogo incluye modelos profesionales independientes que se publicitan en nuestra plataforma y que aprovechan esta semana para ofrecer sus servicios tanto como secretarias y azafatas de negocios como acompañantes a todo tipo de eventos tanto de negocios como de ocio por toda la Ciudad Condal.

Nuestras acompañantes son profesionales de alto standing que dominan varios idiomas y con un gran nivel cultural y con mucha atención a cualquier detalle y sobretodo una gran discreción.

Para solicitar los servicios de las acompañantes de Escorts Secrets solo tiene que ponerse en contacto con nosotros en nuestro teléfono +34 663 763 606, y el equipo de Escorts Secrets se encargará de todo lo necesario para que nuestros clientes tengan a su disposición a su acompañante escogida con la suficiente antelación para garantizar un servicio excepcional desde el primer momento hasta el último.

A continuación, presentamos un enlace donde se puede descargar un catálogo en formato PDF con nuestras principales acompañantes para este evento en la ciudad de Barcelona, aunque por supuesto esto es solo una pequeña muestra de nuestras acompañantes exclusivas y en nuestra web se podrán encontrar más acompañantes que no están incluidas en este catálogo promocional.

No dejes pasar la oportunidad de concertar con antelación una reserva con las acompañantes de Escorts Secrets, ellas harán que su trabajo sea mucho más fácil y su estancia mucho más placentera en la ciudad de Barcelona durante el Mobile World Congress 2019.

Escorts Secrets tiene una experiencia de una década en la organización de eventos de ocio para adultos y en la promoción de acompañantes de alto standing en la ciudad de Barcelona y en la ciudad de Madrid, ofreciendo siempre un servicio VIP a sus clientes para garantizarles el mejor servicio con la mayor discreción y la mayor facilidad para encontrar la acompañante perfecta en cada momento.

Descarga: Catálogo de acompañantes de Escorts Secrets Mobile World Congress 2019.

Read more

La elegancia y discreción de una señorita de compañía by ESecret

Muchas veces no nos atrevemos a cumplir nuestros sueños y fantasías eróticas por culpa de que no siguen las convenciones sociales o porque no encontramos la persona afín a nosotros en la que confiar y cumplir estas fantasías sin miedo al rechazo. En este caso lo mejor que podemos hacer es contratar los servicios de una escort de lujo, como las chicas de Omnia Escorts Barcelona.

Mucha gente piensa que un servicio de escorts de lujo es sencillamente una forma de prostitución con un precio más elevado. Es cierto que las chicas de compañía destacan por su belleza y sensualidad entre las otras prostitutas y podrían tener mayores tarifas por esto, pero, aunque sí que es verdad que las escorts de lujo son sexys y bellísimas mujeres, la tarifa por sus servicios no es lo que las distingue de una prostituta callejera o una prostituta en un burdel.

Lo más importante para que una bella mujer sea considerada una escort de lujo es precisamente su personalidad, elegancia y discreción. Lo especial de contratar un servicio de escort no es únicamente el gran sexo que puedas tener si no que esta mujer te va a hacer sentir especial en todo momento y lo que es más importante, se va a entregar a ti y se va a sentir también ella especial por estar a tu lado, creando una conexión más íntima que la que proporciona el simple acto sexual, por muy placentero que sea. Por supuesto son mujeres que son escogidas por su educación, elegancia y discreción. No sólo tiene que hacerte olvidar que es una acompañante profesional y convertirse en una diosa de mujer única para ti, sino que tiene que destacar ante las demás personas del mismo modo

El otro gran detalle que distingue a las chicas de compañía de élite es que desde la elección del vino durante una velada romántica, a una conversación sobre cualquier tema interesante, una simple caricia en un baile en una sala de fiesta, el color de las velas en un ambiente o una bonita lencería de encaje debajo de un elegante vestido de fiesta en un resort de vacaciones, son detalles que ella siempre tiene en cuenta para proporcionar el mayor placer a los sentidos de tu cuerpo pero también a los de tu mente.

En Omnia Escorts Barcelona ofrecemos un servicio de acompañamiento de lujo con bellísimas y elegantes señoritas de compañía exclusivas de nuestra agencia. Nuestras elegantes escorts son nuestro bien más querido y nos preocupamos de que siempre estén en la élite de nuestro sector y nos entregamos en todos los aspectos para que se sientan parte de una familia con la que pueden contar siempre y tengan la máxima seguridad en la excelencia de sus clientes. Del mismo modo en todo momento nos preocupamos de ofrecer a nuestros clientes un trato VIP y las mayores facilidades para que pueda disfrutar de su experiencia escort sin tener que preocuparse de ningún detalle salvo su propio placer, garantizando discreción total y la máxima seguridad en nuestras transacciones. En nuestra agencia cuidamos a nuestros clientes con la pasión y la máxima confianza de que no encontraran una escort mejor en ninguna otra agencia en la ciudad de Barcelona.

Read more

Una diosa del Placer. by ESecret

Nunca pensé que iba a experimentar el éxtasis sexual en tantas formas y tan placenteras como con la bella Dalia, una ardiente y lujuriosa brasileña que hizo que mi alma muriese de pasión y lujuria durante el año que pasé poniendo en orden la nueva franquicia de la multinacional para la que trabajo.

Conocí a Dalia en la primera reunión que mantuve con el nuevo franquiciado. Me invitó a cenar en un lujoso restaurante de moda, pero lo que de verdad me llamó la atención entre tanto delicia culinaria  fue la bella compañía de mi agraciado nuevo socio. Tenía un cuerpo con curvas de escándalo que no parecía querer ocultar y sus labios y ojos eran una continua insinuación a tener que estar con ella. Por si fuera poco su conversación no solo agradable, si no también ingeniosa y cautivadora, por lo que poco a poco me fue atrayendo cada vez más. Cuando me despedí de la pareja no podía contener un único pensamiento, necesitaba experimentar el cálido placer del cuerpo de Dalia.

Al día siguiente no pude contenerme en la nueva reunión. Pregunté directamente a mi nuevo socio que relación tenía con Dalia. Antes de darme cuenta que podría estar metiendo la pata hasta el fondo ya me estaba contestando con una gran sonrisa cómplice. “Dalia es una de las mejores escorts en Barcelona”. La respuesta no me disgustó, es más me lleno de alegría y lujuria, aunque me contuve lo que pude y le pedí seriamente su contacto sin pretender darlo demasiada importancia.

Esa misma noche no pude aguantarme más y llame a Dalia. Me sorprendió que al momento reconoció mi voz, se acordó de mi e incluso de pequeños detalles con los que se había dado cuenta de que yo deseaba “tener un encuentro con ello”. Todo me lo soltó con una gran naturalidad y un tono aterciopelado que me hizo arder de deseo. Esa misma noche disfrutamos juntos de una deliciosa cena, clubes exclusivos y de la noche de sexo más erótica, sensual y placentera que había tenido hasta entonces en toda mi vida. En una sola noche Dalia hizo realidad la mayoría de mis fantasías sexuales sin tener ni siquiera que preguntarme cuales eran.

Sencillamente era una diosa de recibir y dar placer y cada uno de los detalles de su cuerpo, de sus gestos y de sus susurros era una pura explosión de lujuria. Al acabar la noche no sabía que decir ni que hacer, no quería que aquello se acabara pero tampoco era la primera vez que recurría al anuncio ”putas Barcelona” como para no saber que no podía pretender una relación romántica con esta diosa. Entonces ella me volvió a sorprender y como anticipándose a mis dudas me sugirió lo que la convirtió en definitivamente en el mejor sueño de mi vida. “Tú acabas de cumplir muchas de tus fantasías ¿estás dispuesto a cumplir ahora alguna de las mías?”.

Repente me vi inmerso durante aquellos meses en la mejor vorágine erótica que pueda existir. Mi cuerpo y alma se entregó a la lujuria de Dalia en todos sus formas, desde jugando el papel de ser perfectos desconocidos, a realizar tríos con otras bellas mujeres, sexo en los más lujosos hoteles y en paradisiacos rincones, incluso improvisando encuentros  en público sin que nadie se percatara. Una de las mejores noches llegamos a interpretar el papel de excitados y virginales amantes que deciden de una vez por todas romper con su castidad. Juegos y fantasías excitantes para Dalia que a cambio me hacía enloquecer y explotar de pasión, deseo y placer tan extremo que debería haber estado prohibido.

Desgraciadamente todo llega su fin y tocó el turno a mi aventura en la Ciudad Condal. Jamás me despedí de Dalia ese último día porque jamás la voy a olvidar ni jamás voy a dejarla de ver. Como comprenderéis no voy a inventarme una excusa laboral para aterrizar en Barcelona y voy a recurrir a una chica de compañía. Yo quiero estar con Dalia, una auténtica diosa del sexo que de verdad me enseñó lo que significa estar con una escort de lujo.

Read more

Estambul, la “Pasión Turca” by ESecret

Estambul siempre es conocida como la puerta de Occidente a Oriente por todos los viajeros que han tenido la suerte de llegar hasta allí, una puerta al exotismo y erotismo de Oriente que llena de pasión y arrebato sexual a sus visitantes.

Esta amalgama entre Oriente y Occidente, entre razón y pasión, convirtieron en los siglos pasados a Estambul en la ciudad destino de la aristocracia, burguesía y artistas europeos que buscaban el exotismo, y erotismo, atraídos por la imagen romántico erótica de los orientalistas y su visión del harén y los baños árabes como un paraísos liberadores  gracias a la sensualidad y el puro arte del placer y el sexo. Un misticismo erótico potenciado por el aroma de especias, perfumes y personas desconocidas, por el bullicio de colores, voces y miradas insinuantes en sus calles que buscan despertar el deseo y apetito sexual, una ciudad que es un despertar hacía un mundo de los sentidos  que irremediablemente hay que disfrutar a base de sensaciones. Por eso el dejarse llevar por la pasión erótica parece ser uno de los pasos a dar en la ciudad turca. Podríamos decir que Estambul te obliga a vivir el extremo y el frenesí de la emoción, del placer y de la pasión, y celebrarlo con un grito de puro y buen sexo.

Lo que en España conocemos como la “Pasión Turca” gracias al escritor Antonio Gala y su novela “La pasión turca” de 1993. En ella el escritor nos cuenta la historia de Desideria, una mujer que tiene una vida en la que el trabajo, la amistad y el matrimonio están marcados por la estabilidad. Sin embargo esta vida supuestamente feliz no la llena en su interior debido a la decepción amorosa  y sexual que sufre con su matrimonio.

En un viaje a Turquía con su marido y sus amigos íntimos conoce a Yamam, un apuesto guía turco, del que se enamora perdida y pasionalmente. Yamam, dejándose llevar por la lujuria, seduce a Desideria y así empieza una tortuosa relación de amor, pasión  y dominación entre los dos. Desideria por fin conoce el auténtico placer sexual y guiada por el placer decide dar rienda suelta a su obsesión, a su “pasión turca” sin importarle abandonar toda su vida anterior con tal de saciar sus ansias de sentimientos y sensaciones, convirtiéndose en esclava de las ansias del sexo más lujurioso y extremo y de todos los deseos de Yamam.

Consumida por su amor por Yamam acaba abandonando Huesca para irse a vivir a Estambul donde toda esta aventura sexual y amorosa persiste y les lleva hacia el límite convirtiéndose en una relación cada vez más sórdida, oscura y dramática, a la vez que Desideria va descubriendo la verdadera  vida de su ardiente amante, que no solo ejerce de guía y posee un pequeño comercio en el bazar de la ciudad turca, sino que además es un traficante. Una historia que nos habla de perder el juicio por pasión, por encontrar el placer erótico y sexual bajo cualquier circunstancia, y de cómo entendemos esa sensación y ese sentimiento como puro amor aunque esto conlleve sin remedio la más trágica de las consecuencias

Y es que la novela del autor nacido en Ciudad Real nos abre los ojos ante el halo místico-erótico que envuelve la esencia de la antigua Bizancio. Y aunque muchos pensaran que la obra de Gala puede llegar a ser una exageración e idealización del poder sexual concentrado que hay en los paisajes  y gentes de la ciudad, un curioso dato afirma la ficticia verosimilitud de la novela con la realidad. El primer poema de amor que se conserva escrito se encuentra en uno de los museos arqueológicos y fue hallado en sus inmediaciones. Lo curioso de este poema grabado en piedra no es que hable del amor si no que explícita y directamente identifica el sexo y su pasión  y placer sin tabúes  como la consecuencia inevitable y como llave de acceso a lo que es el verdadero amor.

Asique cuando visites la antigua Constantinopla recomendamos dejarse llevar por ese torrente de sensaciones, acercarse a uno de sus baños turcos y empezar a vivir su mística entre el contraste del frío y el calor de sus aguas y de los masajes fuertes y duros pero que despiertan los sentidos más sensibles de tu cuerpo y mente. En definitiva, si tienes la oportunidad vive con la mayor intensidad tu propia “pasión turca” con final feliz, no te será nada difícil de encontrarla si te dejas llevar por tus fantasías, sueños y sensaciones y por la pura magia del sexo.

 

 

Read more